El Valle de Aezkoa

El valle de Aezkoa, es el valle pirenaico por excelencia, conserva casi desconocidos para el público en general, tesoros naturales y culturales en muchos casos únicos en toda la cadena pirenaica.

Su orografía y secular aislamiento en las montañas le ha conferido una idiosincrasia diferenciada de otros valles vecinos, aun compartiendo con ellos muchas características.

Conserva restos prehistóricos y pequeños tesoros artísticos y arquitectónicos de los siglos XV-XX (iglesias, casonas con sus escudos, la Real Fábrica de Armas; los molinos, los hórreos…).

Está formado por nueve pueblos que humanizan el paisaje: Abaurregaina/ Abaurrea Alta, Abaurrepea/ Abaurrea Baja, Aria, Aribe, Garaioa, Garralda, Hiriberri/Villanueva, Orbaitzeta y Orbara, todos ellos provistos de alguna cualidad especial que los difiere y complementa al mismo tiempo.